Articulo sobre:

sábado, 25 de septiembre de 2010

Convivencia Escolar


La convivencia escolar es la relación de todos los miembros de la comunidad escolar independiente del rol que desempeñen adscribiéndoseles derechos y responsabilidades.
La convivencia: No es algo estable; es una construcción colectiva y dinámica, no es responsabilidad de una u otros son de todos los miembros de la comunidad educativa, no se refiere a espacios de esparcimientos sino que es parte de acto educativo relacionándose con el aprendizaje y la formación de la ciudadanía.
El objetivo de lograr una buena calidad de convivencia va a incidir significativamente en la calidad de la vida personal y común de los estudiantes, va ser un factor de primera importancia en la formación y va a favorecer las instancias de aprendizaje cognitivo, mejorando logros y resultados.
El ser humano se enfrenta a diarios a contextos de convivencia en la que es socializado de una u otra forma, la manera de convivir se aprende en cada espacio en que se comparte la vida con otros y se enseñan principalmente conviviendo.
A través de ellos existen contexto escolares participativos donde los sujetos tienen diversas oportunidades de ejercicio progresivo de sus derechos y consecuentes responsabilidades, igual la convivencia con otros que va acompañada con el respeto (saber escuchar, respetar las ideas y opiniones de los demás, hablar con respeto, etc.), la afabilidad, la inteligencia y la educación y también la construcción de un ambiente de confianza, estimulo, receptivo, sereno con modelos de interacción positivos entre las personas donde las medidas correctivas sobre los comportamientos no impliquen rechazo a las personas y poder así mantener un clima cooperativo necesario para aprender a ser, aprender a vivir juntos, aprender a hacer y aprender a aprender.
Las instituciones educativas es el lugar predilecto para estos aprendizaje, ya que está constituye el lugar de encuentre que tienen, con una representación de lo que es la sociedad en que interactúan con personas que no son parte de su familia sino desconocidos, a partir de allí empiezan múltiples interacciones diarias tales como las actividades habituales, encuentros, diálogos, discusiones pueden aprender las habilidades básicas de la convivencia desde respetar turnos hasta resolver constructivamente los confitos propios del convivir con otros diferentes.
Existen casos donde se da el maltrato escolar que son situaciones de violencia que se inicia con agresiones verbales y pueden inclusive llegar agresiones físicas lo que suelen ser un grave problema de convivencia provocando factores negativos como lo son los prejuicios, la intransigencia y la falta de comunicación.
Es por eso que la familia tiene una función vital para prevenir que los hijos ejerzan cualquier rol en una situación de abuso, donde aprende qué sentimientos tener hacia sí mismo y cómo reaccionar ante el comportamientos de otros.
La unión de la familia y las instituciones educativas es clave para mejorar la convivencia y evitar maltratos, lo cual se logra si cada una de estas organizaciones cumple su función. En la familia el hijo debe sentirse amado y valorado y también guiado y exigido y en el colegio debe favorecer el desarrollo de habilidades sociales, fijar normas, limites y servir de modelo de interacción con el respeto, la tolerancia y la solidaridad expresada entre todos los miembros de comunidad educativa, para así establecer la importancia al compañerismo y a la amistad, vivir los valores donde se deriva atender las necesidades individuales son las herramientas básicas para establecer un clima de bienestar y armonía en la convivencia escolar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada